LOS HIERROS DE GOLF, LAS VARILLAS Y LOS GRIPS

Una bolsa de palos estándar dispone de un máximo de 14 palos, que son los que permiten las Reglas del Golf.

De estos 14 palos existen 9 o 10 palos llamados hierros que el jugador utiliza para alcanzar distancias intermedias y cortas, a medida que se va aproximando al green.

En este artículo nos centramos en este tipo de palos para conocer sus características y puntos de más interés.

Los hierros de golf son los siguientes: Hierros 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10 o pitching wedge y sand wedge. Existen los hierros 1 y 2, pero no van incluidos en un set de hierros estándar.

TIPOS DE HIERROS

Tenemos que hacer una primera distinción en los hierros de golf. Hierros para hombre y para mujer. Debido que hombres y mujeres tienen, por lo general, diferentes condiciones físicas, los hierros de golf para mujer son un poco más cortos y ligeros que los de hombre.

Se comercializan 3 tipos de hierros dependiendo del nivel del jugador al que van dirigidos:

HIERROS TIPO BLADE

Hierros orientados a jugadores expertos. Son los llamados hierros forjados. Requieren que el jugador o jugadora tenga un buen swing y cierta potencia. Con ellos hay que centrar muy bien el impacto en el centro de la cara del palo, ya que es donde se encuentra el centro de gravedad.

 

Cara del palo de un hierro tipo blade.

 

 

HIERROS TIPO MIDSIZE

Para jugadores de cualquier nivel. Las cabezas son un poco más grandes que los hierros tipo blade. El dorso de la cara del palo posee una cavidad que hace que el centro de gravedad esté más repartido en la parta baja y la periferia de la cara, ampliando así la zona de impacto correcto. Existen muchos jugadores de nivel avanzado y profesionales que los usan, al ser más tolerantes. Estos palos se fabrican mediante fundido.

HIERROS TIPO OVERSIZE

Solo para jugadores que se inician y prefieren unos palos con las cabezas más grandes y fáciles de golpear. Al igual que los midsize, se fabrican mediante fundido. Son un poco más grandes y tienen una amplia cavidad posterior, o cavity back, que amplía el punto dulce de la cabeza del palo.

En estos palos lo más importante no es la distancia, sino que faciliten el juego a los principiantes. Son los llamados palos de iniciación. 

 

Hierros de golf tipo oversize para jugadores de iniciación.

 

CARACTERÍSTICAS DE LOS HIERROS

 

LOS GRADOS DE LA CARA DEL PALO

En un set de hierros de golf cada palo tiene una cara con diferentes grados. Al combinarse con las diferentes longitudes de las varillas, se producen diferentes vuelos y distancias al golpear la bola.

En un juego de hierros estándar los grados de la cara del palo van desde los 21 grados del hierro 3, hasta los 56 grados de un sand wedge.

 

EL MATERIAL DE LAS VARILLAS

Las varillas también pueden de acero o grafito como material. En esta elección influyen mucho las preferencias personales, ya que muchos jugadores pueden elegir jugar con grafito o con acero, sin errar en su elección.

Las varillas de acero hacen que el vuelo de la bola sea un poco más regular en jugadores de nivel avanzado. Por otra parte, las varillas de grafito al ser más ligeras, hacen que muchos jugadores encuentren los palos más manejables.  

En los palos de nivel iniciación, las varillas suelen ser de grafito, para facilitar el aprendizaje del jugador, ya que son más livianas y absorben mejor los golpes errados.

Las varillas de los hierros de jugadores de nivel de juego medio suelen ser de acero, aunque existen en este nivel muchas mujeres y seniors que juegan con grafito. También hay jugadores con una buena potencia que emplean varillas de grafito, porque las encuentran más cómodas. 

En el ámbito de los jugadores profesionales, tanto masculinos como femeninos, la mayoría emplean varillas de acero en sus hierros, ya que les proporcionan golpes más consistentes y regulares. Por el contrario, las varillas de sus maderas o del driver, suelen ser de grafito o materiales compuestos.

 

LA FLEXIBILIDAD DE LAS VARILLAS

Los palos de golf tienen diferentes flexibilidades o dureza de varillas, para adaptarse a las condiciones físicas del jugador o jugadora que los va a usar.

Existen 6 grados de flexibilidad de varillas que los fabricantes sacan al mercado para que los jugadores puedan elegir las que más se adaptan a sus condiciones físicas.

Estas son de mayor a menor flexibilidad: Lady, Senior, Regular, Firm, Stiff y Extra Stiff.

En función de la capacidad de generar velocidad en la cabeza del palo, un jugador o jugadora deberá jugar unas varillas u otras.

Esta velocidad se mide en millas o kilómetros por hora. Comienza desde las 60 o 65 mph donde se recomienda jugar con unas varillas Lady, hasta las más de 90 mph donde se recomiendan las varillas extra stiff.

 

EN LA PRÁCTICA

La mayoría de golfistas juegan con varillas de flexión Regular si son hombres, o flexión Lady si son mujeres. Estas son varillas con una flexibilidad intermedia.

El golf es un deporte muy practicado por jugadores de categoría senior (a partir de 50 años). Suelen jugar la varilla Senior, que es un poco más flexible que la Regular, ya que su velocidad de swing es un poco menor.

Las personas de edad avanzada normalmente juegan con varillas lady, de un grado especialmente flexible.

Los  jugadores que poseen con mucha fuerza, flexibilidad y capacidad de generar velocidad en la cabeza del palo, suelen emplear varillas stiff.

En cuanto al género, no hay una regla estricta, ya que hay mujeres profesionales de golf o jugadoras muy pegadoras, que juegan con varillas Regular o Firm, en principio destinadas a hombres.

 

Jugadora experta jugando un hierro 7 tipo blade.

 

LA LONGITUD DE LAS VARILLAS

Los juegos de palos, que incluyen hierros, maderas y putter, se comercializan con unas medidas estándar. Dentro de cada juego, cada palo tiene una varilla con una longitud diferente.

Respecto a los hierros, la varilla del hierro 3 tiene una longitud de unas 39 pulgadas. La longitud de las varillas va disminuyendo en cada palo, cerca de 1/2 pulgadas de manera consecutiva, hasta terminar con la varilla del sand wedge que mide unas 35,5 pulgadas. 

Los principiantes que tengan una estatura muy por encima o por debajo del promedio, tendrán que jugar con unos palos un poco más largos o cortos que los palos estándar. Esto les facilitará aprender un swing correcto durante su aprendizaje.

En estos casos, es recomendable solicitar consejo en la tienda de golf o al profesor al comprar el set de hierros.

También existen en los espacios webs de algunas marcas tablas con alturas y longitudes de varillas para ayudar al comprador en su elección.

 

A NIVEL DE JUGADORES DE NIVEL MUY AVANZADO Y PROFESIONALES

Las varillas de los palos de golf tienen un punto de flexión o bend point, que es el punto donde existe más flexión en el momento de impactar la bola.

Las varillas también tienen un torque. Se trata del grado de rotación de la varilla sobre su eje, en el momento del impacto en la bola. Una varilla con mucho torque ofrece menos precisión.

Los hierros tienen además un swingweight. Se trata de cómo está repartido el peso del palo en su conjunto (cabeza, varilla y grip). En función de este reparto del peso, se transmite al jugador una sensación diferente. El swingweight de los palos se puede modificar.

LOS GRIPS O EMPUÑADURAS DE LOS PALOS

Como norma general los juegos de palos completos, o los sets de hierros, se venden con los grips recomendados por el fabricante. Si no se especifica ningún cambio, los palos para hombre se venden con el grip llamado Estándar y los palos para mujer con el grip Lady.

Las empuñaduras son de goma o caucho. Existe muchas marcas a la venta que varían un poco en los colores, dibujo y tacto. Estas son las cuatro medidas de grip o empuñadura:

Lady para jugadores con manos pequeñas.

Estándar para golfistas con manos normales.

Midsize para jugadores con manos más bien grandes.

Jumbo o Oversize para golfistas con manos claramente grandes.

El tamaño de la empuñadura es un factor importante para las personas que tienen las manos más grandes o pequeñas de lo normal.

Estos jugadores se encontrarán más cómodos con unos palos con grips un poco más gruesos o finos. Además les facilitará una correcta técnica del swing de golf.

Algunas marcas permiten solicitar al comprar palos unos determinados grips, o varillas, ofreciendo así un servicio de personalización.

Por otra parte, los grips sufren al cabo del tiempo un desgaste debido al uso, por lo que es necesario cambiarlos. Este es buen momento para plantearse si son recomendables otro tipo de grips.

Para jugadores de nivel iniciación e intermedio, elegir los palos de golf con las varillas y grips adecuados es fácil si se aplica el sentido común. Se trata de conocer, más o menos, las condiciones físicas del jugador.

Los palos de golf están muy estudiados y lo más probable es que no haya que hacer ninguna modificación a como vienen de fábrica.

También es recomendable pedir consejo a nuestro profesor de golf o en nuestra tienda de golf favorita.

 

 

Jugadora profesional jugando un hierro con varilla de acero en un torneo.

 

Un artículo escrito por:

JAIME FARRERAS CORTES

Golf Sitges Enseñanza del Golf

We use cookies

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.