LOS ORÍGENES DE LOS PALOS DE GOLF

Las herramientas de golf siguen siendo tan ricas y variadas como lo eran en los principios del juego en Escocia, y hoy en día muchos aficionados se dedican con gran entusiasmo a coleccionar palos antiguos.

Desde comienzo del siglo XVIII hasta mediados del XIX un jugador de golf salía al campo armado con al menos una docena de palos, los cuales solían incluir dos play-clubs (para salir desde el tee), un driver, tres o más spoons (madera 3), un niblick de madera, (actual hierro 9) y un putt también de madera.

Se cree que los orígenes de los palos de golf fueron en Escocia durante el siglo XV estaban hechos de madera, con una cabeza pesada, además de un fuerte mango que tenía el grip, o lugar donde se colocan las manos, recubierto de piel de oveja, cerdo o vaca, o de gamuza.

Más tarde, alrededor del año 1700, se incorporaron los palos de metal, en principio como herramientas adicionales para realizar jugadas especiales, pero que poco a poco, fueron sustituyendo a los palos de madera de cabeza alargada.

Los orígenes de los palos de golf

 LOS PRIMEROS DRIVERS

Fueron, sin lugar a dudas, los elegantes play-clubs, con su cabeza plana y alargada los que caracterizaron el golf que se jugaba durante los siglos XV y XVI. Se trataba de palos flexibles de mango largo, que permitían alcanzar grandes distancias desde el tee de salida. Con un swing firme y raso hacían rodar la bola con gran rapidez, pero se rompían fácilmente, por lo que los jugadores solían llevar siempre consigo uno de repuesto.

El palo para jugar en la calle de entonces era más corto que el play-club, y se utilizaba para levantar la bola desde posiciones favorables, una vez en la calle, o darle la altura adecuada cuando se tenía el viento en contra. Después surgieron los spoons (el equivalente a la actual medera 3, también llamada scraper) de distintos tamaños, que permitían atacar la bola desde posiciones diversas. Cada palo difería de los demás en cuanto a la longitud del mango y el grado de inclinación de la cara anterior de la cabeza respecto a éste.

El baffing spoon, por su parte, era un palo fuerte, especialmente ideado para levantar chuleta al golpear la bola, de forma que así ésta alcanzara la mayor altura posible con un mínimo de distancia. El niblick (equivalente al actual hierro 9) era de madera, tenía bastante grado de inclinación y se utilizaba para sacar la pelota de bunkers y otras posiciones difíciles.

Finalmente estaba el putt de madera, más ancho y con una cabeza más corta que los otros palos. Colocado en posición vertical, esta madera tenía la cara anterior recta y una cabeza sorprendentemente pesada.

Contra lo que cabría pensar de unos palos tan primitivos, el putt de madera resultaba muy manejable. En cuanto a las cabezas, si bien diferían en cuanto a tamaño, todas estaban elegantemente diseñadas, bien contrapesadas y decoradas de forma atractiva, en color ocre o negro.

 

El swing de golf de Ladies European Tour 2016

El swing de golf de European Golf Tour 2016

Otros swings de golf de interés