Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

EL AUGE DEL GOLF EN EL SIGLO XIX.

El número de clubs de golf escoceses en 1864 llegó a ser de 30; mientras que en ese mismo año en Inglaterra sólo había tres, el Royal Blackheat, el Old Manchester y el Westward Hol. Sin embargo hacia el año 1900 ya existían en Gran Bretaña más de 2000 clubes , la mayoría de los cuales se hallaba al sur de las fronteras de Escocia.

Este enorme auge del golf en el siglo XIX ocurrió gracias a la prosperidad que las clases medias británicas conocieron durante la era Victoriana fruto de la nueva expansión imperialista. Al disponer de más dinero y también de más tiempo libre, muchos de estos acaudalados victorianos empezaron a imitar la costumbre real de pasar las vacaciones en Escocia. Allí conocieron las delicias del golf y se iniciaron en el amor a este juego, que no tardaron en llevar con ellos de vuelta a Inglaterra.

El auge del golf fue posible gracias a dos hechos fundamentales: el nacimiento de la bola guttie y la expansión del ferrocarril. Las pelotas hechas de gutapercha se introdujeron hacia mediados del siglo XIX y su precio venía a ser la cuarta parte del de las viejas pelotas rellenas de pluma, lo que convertía al golf en un deporte al alcance de los bolsillos de las clases trabajadoras escocesas. Como además las gutties podían fabricarse en grandes cantidades, siempre había existencias suficientes para cubrir la creciente demanda.

La mejora de los transportes que supuso la expansión de las redes ferroviarias (el ferrocarril llegó a St. Andrews en 1850) facilitó a los aficionados al juego el acceso a los campos de golf existentes, así como a los de reciente creación en las costas de Inglaterra y Escocia. Hacia finales de siglo, las ciudades costeras empezaron a crear campos de golf con objeto de atraer nuevos visitantes. Muchos de los links de Gran Bretaña han tenido, o tienen aún líneas ferroviarias que pasan a su lado.

En cuanto a los situados hacia el interior, solían colocarse en lugares fácilmente accesibles por tren para así satisfacer a los forofos de este nuevo deporte.

EL AUGE DEL GOLF EN EL SIGLO XIX SE DESARROLLÓ EN GRAN BRETAÑA

Se cree que el número de clubes de golf en Gran Bretaña en 1880 era de 60; en 1890 de 387 y de 2330 en el año 1900. Había menos campos que clubes, ya que varios clubes solían compartir un mismo campo. Sin embargo es innegable que el crecimiento en el número de clubes indica un claro aumento de la popularidad el golf y del número de campos en que practicarlo.

Los más entendidos en el golf eran los profesionales escoceses: un grupo de hombres robustos que originariamente se ganaban la vida fabricando palos y bolas y actuando como caddies para sus patrones. Participaron, por dinero, en algunos de los primeros partidos que se disputaron, y entre ellos hay nombres tan conocidos como Allan Robertson y Tom Morris "El Viejo".

En el resto de las islas se traían profesionales escoceses para que colaboraran en la construcción de campos, y también para que dieran clases de golf a los ingleses adinerados en los nuevos clubes que empezaron a crearse por todo el país.

 

El auge del golf en el siglo XIX

 

El swing de golf de Ladies European Tour 2016

El swing de golf de European Golf Tour 2016

Otros swings de golf de interés